lunes, 13 de junio de 2011

Música para corazones encerrados


Cuando los primeros hombres realizaron las primeras impresiones artístico-culturales en las laterales de las cuevas que ocupaban plasmaron su diario vivir en modo grafitero bastante primitivo, hace algunas décadas la moda del grafiti volvió a las paredes de las ciudades; pero en cuestión musical hubo quien armó grafitis urbanos melódicos.
Humano, demasiado humano se convierte en urbano demasiado urbano en las letras de Rafael Catana. En el disco La Rabia de los locos, esa voz de tan cruda única y el amor por la ciudad en todas sus monstruosidades nos hace repensar la mirada de lo urbano.
Recomiendo este disco (también pueden descargarlo de la red) para todos aquellos que quieran experimentar otra forma de ver la ciudad, sea cual sea la forma en que la vean ahora. Los elementos que forman a la ciudad son los mismos que construyen las canciones del Catana (pa' los cuates) pasan por las fronteras de central camionera, carreteras nocturnas, acopio de fe a medio desastre, miedo - odio al sistema citadino, con el corazón hecho pedazos con ilusiones de reformarlo y luces de neón para reocupar las ciudades.
Canciones como La rabia de los locos, Sitios y Cielo azul y te estoy perdiendo son las más representativas del disco, al menos las que más representan algo en mi memoria musical.
La recomendación viene a cuento también para invitarlos a escuchar el programa del Catana en Radio Educación los jueves a las cuatro de la tarde y al concierto en beneficio de una buena causa el 10 de julio en el Alicia (prometo subir bien los detalles después).

La rabia de los locos
Rafael Catana 2001
Grabaciones Alicia

2 comentarios: