martes, 7 de junio de 2011

Vargas Vila

Hoy me he sentido especialmente antisocial y malhumorado, pero bueno ya pronto iré a dormir, y antes, como había prometido, escribiré un breve resumen sobre un libro que en su momento me enamoro, y me lleno de una energía muy especial. El libro se llama La demencia de Job, es del escritor colombiano José María Vargas Vila y es muy raro, también curioso, este libro llego un día a mi casa por medio de mi madre, la cual le gusta mucho Vargas Vila.
La historia trata sobre un muchacho llamado Lucio Poveda, que vive una vida tranquila junto a su madre en una finca grande aislada del pueblo. El cura de la iglesia va a la casa debes en cuando, y es el único que se atreve acercarse y ademas, a entrar, pues en el pueblo corre el rumor de que la casa esta maldita, luego, cada vez que el cura visita la familia Poveda trae noticias sobre el pueblo y la ciudad y cuando se va se lleva consigo regalos que le son otorgados en forma de agradecimientos, por visitarlos y mantenerlos comunicados. Pero un dia llega una nueva familia, extranjeros y viven a las orillas del pueblo por lo que van a buscar a sus vecinos mas cercanos, los Poveda. Es una mujer con su hija, huyendo de Inglaterra, queriendo formar una nueva vida en América. Una niña hermosa de cabellos de oro y ojos azules como celeste es el cielo, la piel blanca como la nieve y en su aroma se siente la pureza de los angeles, en esta parte Vargas Vila demuestra su amor, por ese tipo de mujeres europeas y de bellas formas como en los cuadros de Botticelli. Los jovenes se comprenden y terminan enamorados, pero el día en que Lucio le va a pedir la mano a la bella muchacha, pero la madre con una cara de tristeza le dice que no esta y que no la vuelva a buscar jamas. Desesperado por no entender el repentino cambio en sus vecinos, regreso a casa y le contó a su madre la tristeza y confusión que le embargaba, a lo que ella le respondió que tuviera paciencia y que las cosas serian distintas al día siguiente, pero lo cierto es que nada cambio y pasaron los días, desesperado por saber el motivo del repentino abandono, cuestionaba a su madre a diario, y poco a poco se sentía cada vez mas desgraciado, pues su madre intentando protegerlo de un dolor a un mayor, no se atrevía a contarle que su padre había tenido lepra a la edad de treinta años, y que se había recluido en la casa hasta el día de su muerte. Después de un tiempo Lucio se entera de por que las inglesas evitan su casa, y entra en un estado de depresión, al conocer que su padre había tenido lepra y que había terminado con su propia vida. Lucio recordaba haber visto a su padre de vez en vez y siempre envuelto en telas desde la cabeza a los pies, sin dirigirle nunca la palabra a el niño que lo veía extrañado . El cura sigue visitándolos y le convence a Lucio para que dedique su vida a Dios y tenga una vida libre de pecados, aceptando, Lucio se va a estudiar la carrera eclesiástica, y pasaron muchos años sin ningún síntoma de la enfermedad, pero a los treinta y como cumpliéndose una profecía, el mal se presento y despertando al parecer de un sueño, Lucio creyó que había desperdiciado su vida en un amor estéril hacia Dios y que aborreciendo su juventud y la vida, se había recluido por su propia voluntad en su propio infierno. Se regresa a casa maldiciendo la vida que había llevado de
castidad, pura, lejos de los pecados mundanos de la ciudad, sin conocer jamas el amor de una mujer. El mundo es incomprensible, y un día como llamada por un destino llega una niña huérfana, pariente de su familia, y la madre de Lucio la acepta en su hogar. La muchacha se enamora de Lucio al sentir de alguna forma su dolor, y escuchar los poemas que el recitaba por las tardes en soledad sin sospechar que alguien le escuchare.

Un libro bueno y ejemplar, nunca he visto un tipo de escritura como la de Vargas Vila que logra expresar los sentimientos de una manera maravillosa, a veces por la filosofía que albergan los libros de Jose, me recuerda a Nietzsche. El final es de esos que a a mi me encantan por ser tan inesperados y a la vez tan certeros. Increíble, se los recomiendo. Si lo leen, espero que puedan volar sin despegarse del sitio. Saludos.

2 comentarios:

  1. BIEN POR LA RECOMENDACIÓN, ESPERO QUE PRONTO ESCRIBAS OTRAS MÁS...

    ResponderEliminar
  2. Trataré de buscar el libro a ver que tal.


    saludos.

    ResponderEliminar